Calica: depredación a la sombra de Trump

Calica: depredación a la sombra de Trump

 

  • La posesión de acciones –vía prestanombres– por parte del mandatario estadounidense y la pragmática decisión de emplearla como proveedora de material pétreo para el proyecto del Tren Maya hacen de la polémica empresa minera una “intocable” de la Cuarta Transformación

 

  • A punto de cumplirse el primer aniversario del fallecimiento del periodista Xavier Méndez Camacho, recuperamos uno de sus grandes reportajes, exclusivo para El Despertador, en el que desveló, además, el empleo de grava y arena procedente de Quintana Roo para levantar el muro fronterizo

 

 

Redacción

CANCÚN.- La empresa Calizas Industriales del Carmen, S.A. de C.V. (Calica),  dedicada a la extracción de material pétreo del suelo quintanarroense durante décadas, ha sido repetidamente señalada como uno de los grandes depredadores medioambientales de la región, pese a lo cual ha mantenido su actividad de manera impune a lo largo de los años, más allá de administraciones gubernamentales, incluso en tiempos de la Cuarta Transformación.

Calica: depredación a la sombra de Trump

Un reportaje exclusivo del periodista Xavier Méndez Camacho para El Despertador de Quintana Roo, publicado el 22 de enero de 2018, exhibió los intereses de Donald Trump en la empresa minera, por medio de 300 mil acciones en manos de su prestanombres, la secretaria de Transporte estadounidense Elaine Chao, hecho que sería uno de los motivos de que la protección a la empresa depredadora continúe extendiéndose bajo el cobijo de Andrés Manuel López Obrador.

Calica, que exporta a Estados Unidos alrededor de 6 millones de toneladas anuales de arena y grava, es, de acuerdo con la investigación de Méndez Camacho, una de las proveedoras del gigantesco muro que el magnate metido a presidente levanta a lo largo de la frontera con México, por medio de la empresa Vulcan, de la cual es subsidiaria.

El proteccionismo del gobierno de la Cuarta Transformación, que bajo ninguna circunstancia está dispuesto a arriesgarse a una confrontación que signifique oponerse a los intereses de Trump, alcanzaría a cumplir la añeja pretensión de la minera, de ampliar el uso de suelo de más de mil hectáreas de reserva natural en la selva del municipio de Solidaridad, lo que obedecería también a la pragmática determinación de hacerse, a cambio, de los materiales pétreos que requerirá la construcción del mayor proyecto de López Obrador en el sureste de México, el Tren Maya, objeto a su vez de insistentes cuestionamientos por el impacto ambiental que generará en la región.

Recientemente, Calica ha recurrido a un “lavado de cara”, argumentando un “compromiso con la sustentabilidad y la comunidad que se ha traducido en un cambio de imagen y nombre a Sac-Tun”.

A fines de septiembre, Sac-Tun presentó su “Estrategia de Sustentabilidad Ambiental 2019-2021”, en la que, afirma, contará con la colaboración de la Secretaria de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, el Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas de Quintana Roo, el Colegio de la Frontera Sur-Chetumal, Pronatura Península de Yucatán, Amigos de Sian Ka’an, Conservación y Biodiversidad, y la Universidad Autónoma de Querétaro.

En tanto los hechos sustentan las buenas intenciones, y se confirma que no se trata de una estrategia de la empresa para justificar, con la connivencia de las autoridades, el cambio de uso de suelo que tanto han buscado, a punto de cumplirse este 19 de octubre el primer aniversario del fallecimiento de Xavier Méndez Camacho, reproducimos a manera de homenaje su reportaje, cuya flamígera denuncia sobre la cínica impunidad con la que se imponen los grandes intereses cupulares, permanece tan vigente como entonces.

*****

Calica: depredación a la sombra de Trump

Xavier Méndez Camacho

Especial para El Despertador de Quintana Roo

Los mexicanos pagaremos con sudor y lágrimas de nuestros trabajadores la desventura del muro fronterizo. Quintana Roo pagará con sus entrañas los cimientos, entrañas que ya no son nuestras, sino de norteamericanos.

¡El muro fronterizo ya lo estamos pagando!

Es y será construido con costillas de cuerpo mexicano cuyas entrañas pertenecen a los gringos.

Conocedor de que una de sus empresas en México (Calica S A. de C V.) surte y surtirá material para su construcción y explotará a trabajadores mexicanos para hacerlo, al igual que la recién adquirida por este grupo, Polaris Materials Corporation, compañía que atiende a mercados clave en la zona oeste de los Estados Unidos a través de operaciones estratégicamente situadas en la provincia de Columbia Británica, en Canadá, Donald Trump desvergonzadamente tiene la certeza de que lo pagaremos… muy caro.

John A. Caddell, presidente de Caddell Construction, contratista de Vulcan, hizo varios de los prototipos del muro en octubre del 2017.

Calica: depredación a la sombra de Trump

Calica-Trump

Calica (Calizas Industriales del Carmen) es la mayor exportadora a Estados Unidos de arena y grava mexicana.

Tiene concesión hasta 2037 para la operación de la terminal portuaria que sirve para carga, almacenamiento, manejo y distribución de materiales pétreos.

La terminal se localiza a la altura del kilómetro 282+600 de la carretera Chetumal-Cancún, dentro del recinto portuario de Punta Venado, municipio de Cozumel.

Entre los socios capitalistas de esta empresa que opera en la Riviera Maya desde 1986 y que cuenta con el material suficiente para seguir construyendo el muro de la ignominia, está nada más y nada menos que el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald John Trump.

Calica es subsidiaria de Vulcan Materials Company.

Donald J. Trump es propietario de trescientas mil acciones de esta empresa en la bolsa de valores estadounidense aunque no están a su nombre.

Vulcan Materials Company forma parte del índice S&P 500 de la Bolsa de Valores estadounidense y tiene sede en Alabama.

Su prestanombres y defensora de sus intereses, según fuentes norteamericanas, es la actual secretaria de Transporte de los Estados Unidos, Elaine Chao.

Elaine Chao fue miembro de la junta directiva de Vulcan en 2015 y 2016.

Renunció a su puesto en la Junta Directiva de Vulcan después de que el Senado de Estados Unidos votó el 31 de enero de 2017 para confirmarla como Directora de Transporte pero decidió conservar más de trescientas mil acciones diferidas de Vulcan Materials pese a que representa un conflicto de intereses, de acuerdo a una investigación de Tom Scheck, reportero de AFM Reports, reportajes de investigación y documentales de radio de American Public Media.

Elaine Chao las conservó porque en realidad no son de ella, sino de Donald J, Trump.

De hecho, cuando Chao fue confirmada, renunció de inmediato a Vulcan incluyendo News Corporation e Ingersoll Rand, y también vendió sus participaciones en acciones relacionadas con compensaciones de esos consejos. Pero con Vulcan, en lugar de solicitar una ruptura limpia de la empresa, Elaine Chao optó por conservar las adjudicaciones de acciones.

Calica: depredación a la sombra de Trump

Falta de ética

Richard Painter, profesor de Derecho de la Universidad de Minnesota que se desempeñó como el principal abogado de ética en la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush, ha dicho que Chao usó su falta de juicio: “No creo que sea posible que Elaine Chao haga su trabajo como Secretaria de Transporte sin participar personal y sustancialmente en un asunto que tendrá un impacto directo y predecible en Vulcan Materials”, expresó.

Elaine Chao, de origen taiwanés, está casada con el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell. A la fecha se ha negado a detallar sus declaraciones patrimoniales.

Las acciones de Vulcan Materials subieron a un máximo de 10 años en los días posteriores a la elección de Trump. Los inversionistas de la empresa, incluyendo a Donald Trump, están más que contentos porque se benefician de un paquete de infraestructura financiado con fondos federales.

La decisión de Chao de mantener sus privilegios en acciones en una compañía que podría beneficiarse de sus decisiones políticas, es más que evidente: beneficia los intereses de su patrón, Donald Trump.

Vulcan, que generó 3.5 mil millones de dólares en ingresos en 2017, se encuentra entre los mayores productores de agregados de construcción de Estados Unidos: piedra triturada, arena y grava. También produce asfalto y concreto premezclado.

Con los recursos naturales mexicanos para la construcción del muro, Vulcan se estaría llevando una fantástica bolsa, dado que las estimaciones del costo del muro fronterizo llegan a los 12 mil millones de dólares, con un posible desembolso de 10 mil millones sólo para cemento.

En los días posteriores a la elección de Trump, el precio de las acciones de Vulcan Materials subió 14 por ciento, hasta 119 por acción al día,

La palabra “infraestructura” y Vulcan comparten precios. Siempre que la secretaria de Transporte de los Estados Unidos Elaine Chao o el presidente Donald Trump hablan de infraestructura, las acciones de Vulcan Materials saltan.

Calica: depredación a la sombra de Trump

Más de 250 millones de toneladas extraídas

Se estima que de los materiales pétreos millones que se extraen de Calica, un total de 6 millones de toneladas se exporta anualmente a los Estados Unidos.

A la fecha, ha extraído 250 millones de metros cúbicos, es decir 250  millones de toneladas.

Con ello arrasa con flora y fauna, vestigios arqueológicos de invaluable valor y lo que encuentre a su paso. Ninguna autoridad aduanera los supervisa, por lo que el lleva y trae de material de México a Estados Unidos crea suspicacias de contrabando, desde sustancias prohibidas hasta armamento para los cárteles mexicanos.

En los últimos dos años, según los registros de divulgación presentados ante el Senado de los Estados Unidos, Vulcan gastó millones de dólares en cabildeos para presionar al Congreso y al Departamento de Transporte de Estados Unidos para doblegarlos a sus intereses.

En México, representantes de la empresa empujan actualmente con el ayuntamiento de Solidaridad y otras autoridades para intentar cambiar el uso de suelo de la zona en Punta Venado al pasarlo de reserva natural a minero.

Se trata de más de mil hectáreas de selva pertenecientes al municipio de Solidaridad, en los predios conocidos como La Adelita y El Corchalito.

La empresa pretende seguir devastando y extrayendo material pétreo 17 metros debajo del manto freático, es decir, dos veces más de lo permitido, destruyendo y cambiando la orientación de los bancos de agua.

Se habla de que Calica ha ofrecido sobornos que podrían alcanzar los cinco millones de dólares para repartirlos entre autoridades mexicanas, a los vendepatrias, para cambiar el uso del suelo, el POEL. (Con información de Tom Scheck, reportero de APM Reports, reportajes de investigación y documentales de radio de American Public Media).

*****

Calica: depredación a la sombra de Trump

¿Quién es Elaine Chao?

Elaine Chao, nacida en 1953, es una inmigrante taiwanesa que llegó a los Estados Unidos de Norteamérica a los 8 años y se hizo ciudadana a los 19, según un cuestionario que envió al Senado de Estados Unidos.

Su padre, James Chao, fundó una compañía naviera. En 2008, le dio a Chao y McConnell, su marido y actual líder del Senado, entre 5 y 25 millones de dólares con lo que incrementaron su fortuna.

Se desempeñó como Secretaria del Trabajo desde 2001 hasta 2009 bajo la tutela de George W. Bush y Subsecretaria de Transporte desde 1989 hasta 1991.

También fue presidenta y directora ejecutiva de United Way of America y directora del Cuerpo de Paz.

Chao también ha trabajado en varias juntas corporativas, incluyendo Protective Life Corp., Centerra Group y Dole Food Co.

*****

Calica: depredación a la sombra de Trump

Calica

La empresa Calizas Industriales del Carmen, S.A. de C.V., es una subsidiaria Mexicana de Vulcan Materials Company. Fue fundada en 1986, en tiempos del gobernador Pedro Joaquín Coldwell. En su origen pertenecía de forma conjunta a Vulcan Materials Company y el Grupo ICA, pero Vulcan Materials Company compró Calica al Grupo ICA en 2001. El puerto es uno de los de mayor calado en el Golfo de México y el Mar Caribe, está excavado en roca caliza, cuenta con una dársena de 200 m de ancho y 500 m de largo, convirtiendo la longitud del canal de acceso en 300 m. A este lugar arriban tanto cruceros internacionales como transbordadores locales. El puerto permite conectar el macizo continental con las diversas islas del Caribe Mexicano. Se encuentra a una distancia de 8 km al sur de Playa del Carmen. Calica actualmente cuenta con más de 400 empleados directos (norteamericanos y mexicanos) y 2,000 indirectos entre proveedores y contratistas.

*****

Calica: depredación a la sombra de Trump

Calica depredadora

Desde 2015, el Grupo Ecologista del Mayab (Gema), liderado por Araceli Domínguez, advirtió que la empresa pugnaba con las autoridades locales y estatales para que se aprobase la modificación del Programa de Ordenamiento Ecologico Local (POEL) de Solidaridad, así como las modificaciones de las Unidades de Gestión Ambiental de los predios La Adelita y El Corchalito, para la explotación y extracción de material pétreo por encima y por debajo del manto freático.

En tiempos de la administración municipal de Cristina Torres se hablaba de que la empresa  ofrecía millonarias sumas a regidores para cambiar una Unidad de Gestión Ambiental de un predio en estatus de “conservación” para realizar explotación minera.

Las detonaciones para extraer piedra caliza dañan los ríos subterráneos, el corredor biológico del jaguar y otras especies protegidas, además de causar un daño al patrimonio arqueológico de la zona.

El 24 de enero de 2018, apenas dos días después de la publicación original del reportaje de Xavier Méndez Camacho en El Despertador de Quintana Roo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) anunció la clausura “de manera parcial temporal de las actividades de explotación del proyecto ‘Aprovechamiento de roca caliza por debajo del manto freático’ de la empresa Calizas Industriales del Carmen, S.A. de C.V., en los predios El Corchalito y La Adelita, en Solidaridad, Quintana Roo”; ello, “en razón de que de la revisión del expediente se concluyó que rebasó la superficie de explotación autorizada que es de 7 hectáreas anuales, lo cual da un total de 140 al año 2020, y se constató que la superficie excedente es por 2.15 hectáreas, es decir, a la fecha de la visita complementaria tiene una superficie de 142.15 hectáreas, por lo cual ya agotó la superficie de explotación”.

Calica: depredación a la sombra de Trump

Sin embargo, a pesar de la clausura, todo siguió igual. El 9 de febrero, alrededor de las 13:00 horas, se escuchó una detonación, de acuerdo con denuncias del ambientalista Raúl Padilla, autor del documental “Erosión” sobre la depredación de la minera en las selvas de Solidaridad. Calica había vuelto a la carga, a sobreexplotar la tierra sin mayores obstáculos, aunque en teoría se mantenía sin operar, en estira y afloja con las autoridades municipales en busca de “un ordenamiento urbano y ambiental adecuado a la circunstancias” que les permitiera continuar con la explotación pétrea de ambos predios, en palabras de Ernesto Enríquez Castillo, director general de Calica.

Todavía en octubre de ese año, la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain se manifestaba en contra: “Calica eternamente, ya lo sabemos, tiene ahí 35 o 40 años, yo no sé quién recibe, qué recibe y cómo lo recibe, lo que sí sé es que los efectos colaterales de Calica hoy dañan al municipio de Solidaridad, aunque pertenezca a Cozumel, pero está en el patio de mi casa y mi municipio, nuestro municipio, es el que está recibiendo el daño directo (…) en ese tema es un comité municipal y nuestra postura, al menos la mía, es negativa, me da vergüenza inclusive que sigan insistiendo”, dijo.

*****

El Corchalito y La Adelita en controversia

La empresa Calica se escuda, mediante oficio número D.O.O.DGOEIA.-0007237, de fecha 30 de noviembre del 2000, mediante el cual la entonces Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca le otorgó Autorización de Impacto Ambiental  Federal con respecto a los predios El Corchalito y La Adelita, ubicados en el municipio de Solidaridad, con una vigencia de 20 años.

No obstante, hay dos antecedentes jurisprudenciales, que señalan que en materia de medio ambiente no aplican los derechos adquiridos por un permiso, ya que un derecho de índole particular no puede estar por encima del interés público y no se explica la preeminencia de un individuo cuando su status afecte de manera ostensible a la sociedad.

*****

Cozumel, en la mira de Trump

Los intereses del hoy presidente de los EEUU en la región datan de años atrás, a pesar de su antipatía manifiesta por México. Se dice incluso que durante el gobierno de Joaquín Hendricks Díaz, los primogénitos de Trump eran invitados especiales a los informes gubernamentales.

Durante el mes de mayo de 2011 en medios nacionales se difundió la noticia de que Cozumel corría el riesgo de convertirse en el Guantánamo mexicano, debido a un ambicioso proyecto en la costa oriente de la isla.

“Punta Arrecifes Resort”, era el nombre tentativo que llevaría el proyecto, que se conoció desde 2007 en Miami, pero que desató polémica hasta el año 2011.

El plan del emporio al que pertenece la famosa Trump Tower en la Quinta Avenida de Nueva York y casinos en Atlantic City, era totalmente exclusivo, por lo que se especulaba que una parte de Cozumel sería negada al libre acceso.

El plan maestro incluía una marina y un campo de golf, además de 3 mil habitaciones, una pista de aterrizaje para aviones privados, muelles y villas.

Las manifestaciones en contra se expresaron públicamente con marchas y la amenaza de salir a las calles a protestar por la devastación ambiental que se advertía, estuvo latente por años.

El riesgo de llevar a cabo este proyecto era alto, ya que es un sitio donde se absorbe de forma natural el agua dulce de la que depende toda la vida en la isla, tiene manglares, lagunas costeras, dunas, es santuario de tortugas y cuenta con extensas colonias de vegetación protegida por las normas oficiales mexicanas.

En septiembre del 2012 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se declaró área natural protegida, con el carácter de área de protección de flora y fauna, la porción norte y la franja costera oriental, terrestre y marina de la isla de Cozumel.

Con este decreto prácticamente se sepultó el proyecto de Trump por conquistar Cozumel, quien posteriormente llegó a señalar a México como un país de corrupción, donde “tiene una demanda ganada que no ha podido cobrar”.

Cabe señalar también que, de acuerdo con una investigación realizada en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), Trump y su empresa DTTM Operations LLC obtuvieron en los últimos años el registro de 26 marcas para diferentes giros comerciales, todas ellas tramitadas directamente a nombre del magnate, una de las cuales, aún vigente, se denomina Trump Isla Cozumel. (Con información de Reporte Lobby y Aristegui Noticias)

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario