El fracasado movimiento contra Erdogan dejó 251 muertos y más de 2 mil heridos, en julio de 2016

AGENCIAS

 

ANKARA.- Un tribunal turco condenó el jueves a 337 personas, entre ellas oficiales y pilotos de aviación, a cadena perpetua por el intento de golpe de Estado de 2016 contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, al término de un macrojuicio en Ankara.

Todos fueron declarados culpables de “intento de derrocar el orden constitucional”, “tentativa de asesinato del presidente” y “homicidios voluntarios”.

Entre las personas condenadas figuran pilotos que bombardearon sitios emblemáticos de la capital Ankara, como el Parlamento, y oficiales que dirigieron la intentona desde la base militar de Akinci.

Otras 60 personas fueron condenadas a penas menores y 75 fueron absueltas, según el documento.

En total, 475 personas eran juzgadas en este proceso considerado como el más importante sobre la intentona golpista, que se centró en lo que ocurrió en la noche del 15 de julio de 2016 en la base aérea de Akinci, el centro de operaciones de los militares golpistas.

El entonces jefe del Estado Mayor y actual ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, y otros ocho militares de alto grado fueron secuestrados en esta base antes de ser liberados en la mañana del 16 de julio, tras el fracaso del golpe que dejó 251 muertos y más de 2 mil heridos.

Esa noche, F16 lanzaron bombas en tres ocasiones contra el Parlamento turco, así como carreteras en torno al palacio presidencial, el cuartel general de las fuerzas especiales y de la policía de Ankara.

Los bombardeos causaron 68 muertos y más de 200 heridos en la capital turca. Nueve civiles perdieron la vida en un intento de resistir a los golpistas a la entrada de la base.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí