Aunque fueron descubiertos desde los años 60, ningún científico ha podido establecer el origen de los microsismos que se perciben en el Golfo de Guinea

 

WASHINGTON.- En algún lugar del interior de la Tierra, un simbólico corazón late cada 26 segundos. ¿Cuál es su origen? ¿Por qué se repite en tan corto intervalo de tiempo? Es un completo misterio.

Este extraño fenómeno fue descubierto a principios de los 60 por el geólogo Jack Oliver, que trabajaba en la Universidad de Columbia (Estados Unidos). Se trata de un pulso, un microsismo que solo se puede detectar con instrumentos especializados. Pero está ahí. Y se repite exactamente cada 26 segundos.

Los sismólogos y geólogos no se ponen de acuerdo a la hora de determinar su origen. Sabemos, eso sí, de dónde procede. El microsismo se sitúa en un lugar llamado Ensenada de Bonny, en el Golfo de Guinea, en África. Muy cerca del Ecuador, pero no sabemos qué es lo que lo provoca, ni a qué profundidad.

La explicación más aceptada es que en el fondo del océano, la plataforma continental actúa como un enorme rompeolas: cuando las olas golpean un lugar específico en la plataforma continental en el Golfo de Guinea, se produce este pulso regular.

Otros científicos creen que la causa es un volcán cerca de su punto crítico. Hay uno en la isla de Santo Tomé, muy cerca de donde se localiza el pulso rítmico. Apoyan esta teoría porque se ha comprobado que otro volcán en Japón, también produce microsismos rítmicos.

El enigma posiblemente tardará en resolverse, porque no se considera un evento de alta prioridad. Antes hay que estudiar otros fenómenos que nos afectan más, ya que este pulso no parece que afecte a los seres vivos o a la geología del planeta. (Fuente: Computer Hoy)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí