Paraíso del abuso sexual infantil

Los destinos de Quintana Roo, y en particular Cancún, se mantienen en los primeros lugares mundiales de trata y pornografía de menores, un oscuro negocio que genera cifras millonarias, en total impunidad

SALVADOR CANTO

La facilidad con la que se tiene acceso a redes sociales y a toda la amplia gama de aplicaciones telefónicas que ofrece el internet hoy en día, mucha de ella sin supervisión adecuada, ha generado que la trata de personas y sobre todo, la pornografía infantil vayan cada vez en aumento y que el Caribe Mexicano se mantenga como uno de los destinos preferidos para cometer estos delitos que son considerados como un “negocio espeluznante”.

Por esa razón, en enero de este 2022 Quintana Roo se convirtió en la primera entidad de la República Mexicana en firmar la Carta de Intención para la erradicación de la trata y explotación de niñas, niños y adolescentes, en conjunto con organismos civiles y el estado de Utah en Estados Unidos.

En ese evento, el propio gobernador Carlos Joaquín González reconoció que tan sólo en Cancún se considera que hay alrededor de cinco mil personas que están involucradas en este tipo de delitos.

“Es un número que se tiene como estimado, porque hace falta saber más, faltan denuncias, porque generalmente se manejan así, muy por debajo del agua”, expresó el mandatario en dicho evento.

De acuerdo con datos recabados por la asociación civil Aldeas Infantiles SOS, México ocupa el primer lugar en delitos de abuso sexual infantil, al registrarse cada año un total de 5.4 millones de casos, en tanto que el país pasó del lugar 28 hasta el 63 dentro de la lista de naciones que integran el Índice Global de Ciberseguridad, que establece que en el periodo 2019-2020 los delitos cibernéticos en México crecieron 259%, siendo la pedofilia uno de los de mayor aumento.

Datos de Save The Children señalan que tan sólo en 2020 en plena etapa álgida de la pandemia por COVID-19, México ocupó el noveno lugar mundial en el tráfico y almacenamiento de pornografía infantil y el segundo lugar en turismo sexual infantil.

Sin embargo, para Vivaldina Jaubert, fundadora y directora general de ALAS: Arte Laboratorio y Activismo Sociocultural, AC/Soñando Mariposas, la situación es tan alarmante que la OCDE sitúa a México en el penoso primer lugar en abuso sexual infantil, el primer lugar en explotación, homicidios y trata a menores de edad y el primer lugar en creación y distribución de pornografía infantil.

Incluso, sitúa a Cancún junto a Mexicali, Tijuana, Tapachula, Ciudad Juárez, Acapulco, Guadalajara, Puerto Vallarta, Cuernavaca, Tenancingo y diversas alcaldías de la Ciudad de México, como los lugares en el país donde se generan cifras millonarias y con total impunidad, en creación, distribución de pornografía infantil y venta y trata de menores.

El grave peligro del internet y las redes sociales

Al no haber una supervisión permanente del uso del internet y de las redes sociales, a los cuales hoy cualquier menor tiene acceso fácilmente, los convierte en víctimas potenciales de los diversos grupos de pederastas que se mueven con total impunidad dentro de toda esta gama de la tecnología.

Y es que no se necesita profundizar en Internet para encontrar escenas de pornografía infantil o enlaces que llevan a páginas en donde se oferta todo este contenido ilícito.

Tan solo en la red de mensajería Telegram hay un apartado en donde se puede localizar a personas cercanas incluso sin que formen parte de la agenda de contactos, aparecen en línea y muchos de ellos o buscan jóvenes para tener encuentros sexuales o en su caso, ofrecen servicios de esa misma índole, sin saber si son menores o no.

Hoy en día es extremadamente fácil para un pedófilo encontrar a otras personas como él, al observar las reacciones en las diversas plataformas de redes sociales.

Además de Facebook y Twitter, hoy TikTok se ha convertido en un paraíso de ensueño para los pedófilos y de acuerdo a expertos en temas de tecnología, el funcionamiento de esta plataforma les permite recibir a las potenciales víctimas “a pedido” gracias a que el algoritmo presenta “contenidos personalizados”, según los intereses del usuario. Es decir, el que mira videos de menores en traje de baño o bailando reggaeton pronto puede disfrutar de más opciones similares.

De acuerdo con la Dirección General Científica de la Guardia Nacional (GN), durante los últimos años, comenzando desde el periodo de aislamiento social por la pandemia de COVID-19, se registró un incremento considerable de los casos de pornografía infantil en México, tomando en cuenta que los niños y adolescentes permanecen ahora más horas conectados al internet, situación que es aprovechada por los delincuentes en busca de victimas.

Las mismas autoridades reconocen que estos grupos delictivos han conformado una especie de asociación internacional de pedófilos que se han expandido por muchos países.

Cancún, entre las ciudades de cuidado

La periodista Lourdes Mendoza, entrevistada por El Despertador de Quintana Roo recientemente, publicó en una de sus últimas columnas del mes de mayo en el periódico El Financiero, cuya información se puede consultar en el enlace https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/lourdes-mendoza/2022/05/25/mexico-paraiso-abierto-al-abuso-sexual-infantil/, un desglose de datos escalofriantes relacionado con el tema del abuso sexual infantil en México, como el hecho de que de mil casos únicamente se denuncian 100 y de esos sólo 10 llegan ante el juez, pero lo más penoso de todo es que sólo uno termina en condena.

El informe toma como fuente declaraciones de Vivaldina Jaubert, fundadora y directora general de ALAS: Arte Laboratorio y Activismo Sociocultural, AC/Soñando Mariposas, quien estimó que previo a la pandemia provocada por el COVID-19 México exportaba 60% de la pornografía infantil a todo el mundo y actualmente dicha tasa se disparó hasta 73% debido a que durante el confinamiento “diferentes tipos de agresores sexuales aprovecharon esta oportunidad, millones de niñas y niños estuvieron frente a sus computadoras o teléfonos celulares”.

Detalla que los movimientos pedófilos en México o MAP (persona atraída por menores, en inglés) y MOP (Movimiento del Orgullo Pedófilo) se encuentran agrupados en las redes sociales para intentar, por todos los medios, hacer ver normal sus actitudes.

Incluso, revela, la Conferencia Internacional de Turismo y Explotación Sexual Comercial Infantil asegura que antes del confinamiento estaban entrando 600 mil depredadores por año a México. Esto quiere decir que son mil 666 por día, 69 cada hora o lo que resulta en la sumatoria, un pedófilo por minuto.

Y en este punto es donde ubica a Cancún, en el estado de Quintana Roo junto a otros municipios del país, en una lista de sumo cuidado por el tema de pornografía infantil y en donde se generan cifras millonarias en creación, distribución de pornografía infantil y venta y trata de menores.

En la página web de ALAS constan un informe en donde se destaca que uno de los graves problemas que ha permitido que este fenómeno se haya dejado crecer en México y no existan acciones concretas para frenarlo, al grado de que ya existen cifras alarmantes, es sin duda la enorme corrupción, la impunidad y las millonarias ganancias que genera este “negocio espeluznante”.

“Es realmente preocupante y esto se está saliendo de las manos y es urgente aprender de prevención y que la ciudadanía nos organicemos”, señaló Jaubert, al tiempo que enfatizó que una de las características del abuso sexual infantil es que se da a través de la seducción, la manipulación o el chantaje al menor.

Gobierno de Quintana Roo firma acuerdo

En enero del 2022, Quintana Roo se convirtió en el primer estado del país en firmar la Carta de Intención para la erradicación de la trata y explotación de niñas, niños y adolescentes, en conjunto con organismos civiles y el estado de Utah en Estados Unidos.

En el evento, el gobernador Carlos Joaquín González mencionó que tan sólo en Cancún se considera que hay alrededor de cinco mil personas que están involucradas en este tipo de delitos, aunque reconoció que hace falta saber más aunado a que no hay muchas denuncias al respecto dentro de la Fiscalía General del Estado.

Previo a la firma, añadió que este convenio bilateral se sumará a los que ya se han firmado con el Sistema de Protección para Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) y Ecpat.

En ese acuerdo participó también el Fiscal General del Estado, Oscar Montes de Oca Rosales, quien señaló que a través de la intervención del Movimiento Viva México, lo que se busca es reforzar los trabajos de prevención de estos delitos.

De acuerdo con ambos organismos, los destinos turísticos, como Cancún, suelen ser utilizados por el crimen organizado como ciudades de paso y destino para menores de edad y de mujeres con fines de explotación sexual.

En ese contexto, el titular de la FGE indicó que pese a que se conoce la magnitud de la problemática, se tiene poca información sobre la forma en que operan y cuántas son las células delictivas que trabajan en Quintana Roo, lo que ha impedido poder desarticularlas.

“Hemos logrado detener a dos bandas, una fue hace poco, en donde se aseguró un hotel donde tenían a una menor con fines de explotación sexual, este predio incluso entró en extinción de dominio y las personas involucradas están detenidas, incluso con un proceso penal”, comentó.

El motel se llama Sexto Sentido, localizado sobre la avenida José López Portillo en la supermanzana 62 que todavía está cerrado y asegurado y bajo un proceso de extinción de dominio.

Finalmente, el Fiscal General del Estado, informó que la cifra de casos de violación y abusos sexuales contra menores ha ido en aumento año con año. En 2020 y con la pandemia de COVID-19 de fondo, se registraron mil 08 denuncias, de los cuales el 60% ocurrieron en Cancún, 22% en Playa del Carmen, 10% en Chetumal y 8% en los demás municipios.

Exhiben vulnerabilidad del Caribe Mexicano

La semana pasada, en plena “mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobierno federal dio a conocer la detención de César Michel “N” en la ciudad de Cancún, por el delito de trata de personas, sobre todo en la modalidad de explotación sexual.

Se informó que dicho sujeto utilizaba un perfil falso en Facebook para reclutar a chicas jóvenes, muchas de ellas menores de edad, ofreciéndoles trabajar en un spa con ganancias semanales de hasta 20 mil pesos, para someterlas y vincularlas a trata y explotación sexual forzada.

Para su detención, un grupo de agentes encubiertos concretaron una cita con el sujeto en un motel de la región 98 de Cancún y ahí se hizo la operación para su detención para ser vinculado a proceso penal.

En febrero pasado, elementos de la Fiscalía de Quintana Roo detuvieron a dos hombres por trata de personas y prostitución a niños con turistas en Cancún.

Los delincuentes, identificados como Fredy H y Jonathan Z, fueron detenidos en un motel que está a la salida rumbo a Leona Vicario a donde llevaban a un menor a uno de los cuartos para entregarlo a un grupo de turistas que previamente eran contactados en las playas y que ya habían pagado dos mil dólares.

Dos meses después, seis menores de edad que fueron rescatados y asegurados cuando eran explotados al trabajo forzado en la zona hotelera de Cancún y las autoridades, afirmaron que dichos niños fueron traídos de otros estados aprovechándose de su precaria situación económica.

Lo más grave de ello es que en Cancún dichos menores eran víctimas de trata de personas, forzados a vender productos de artesanías por la noche y al trabajo sexual.

Pese a que hubo dos personas detenidas, hasta el momento las autoridades no han informado el estatus de su condición jurídica, aunque los menores fueron puestos a disposición del DIF municipal para su resguardo.

Reconocen el problema, pero no lo atacan de fondo

Desde el 2013, el Senado de la República reconoció que México se ha colocado en primer lugar en la difusión de pornografía infantil, por lo que dicho parlamento exhortó a los tres órdenes de gobierno a fortalecer los mecanismos y estrategias tendientes a generar y difundir el uso responsable de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, como estrategia para combatir este delito.

De hecho, el Pleno de dicha administración aprobó un punto de acuerdo presentado por la Comisión de Grupos Vulnerables, en el que se solicitó también a la Comisión Nacional de Seguridad y a las Secretarías de Seguridad Pública de las entidades federativas, a que presentaran un informe detallado sobre las acciones realizadas para combatir la pornografía infantil, particularmente por internet.

Lo anterior –informaron–, por el alarmante crecimiento del delito de pornografía infantil en el país, pues acorde a información de la Fiscalía Especial de la entonces Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General de la República, para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas en México (Fevimtra), en ese entonces se habían detectado al menos 12 mil 300 cuentas personales de internet desde las que se difunden fotografías o videos donde se exhiben imágenes de explotación sexual a menores de edad.

A estas alturas y en pleno 2022, la National Center for Missign and Exploited Children reveló que  México se ubica en el primer lugar mundial como emisor de pornografía infantil,  mientras que la Asociación End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children por Sexual Purposes (ECPAT), coloca a nuestro país como el segundo productor y distribuidor internacional de este tipo de material y el primero en América Latina.

Turismo sexual, otro de los graves problemas

La nueva era empresarial presenta la explotación sexual como un negocio sumamente lucrativo para las mafias que lo controlan. Se dice que el turismo es la empresa del siglo XX, a la cual acompaña la venta, desde sitios de Internet de fácil acceso, de tours paradisíacos con sexo pagado incluido para el viajero con mujeres exóticas, jóvenes y dispuestas.

Casi nadie escapa de esta lacerante realidad: América Latina, Asia, Estados Unidos y Europa, África, Canadá, Oceanía. Según Unicef, más de un millón de niñas y niños son robados al año para insertarles en el negocio del turismo sexual con infantes.

Y es que la industria de la pornografía infantil, directamente relacionada con el abuso sexual, el secuestro (secuestro para fines sexuales) y la explotación infantil, genera ganancias multimillonarias y, al igual que la del cine pornográfico ya mencionado, se entrelaza cada vez con mayor desenfado con las industrias formales.

Todo ello no sería posible sin tres elementos: la protección de hombres de poder al crimen organizado que sustenta estos males sociales, la corrupción del Estado y la visión androcéntrica que protege los intereses masculinos (se calcula que más de trescientos millones de hombres adultos en América Latina pagan por tener sexo con mujeres jóvenes, según datos de la Agencia de las Naciones Unidas para la Mujer [UNIFEM]).

Para Ricardo Bucio Mujica, presidente ejecutivo del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y exsecretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), Cancún además de ocupar los primeros lugares en captación de turismo, también se encuentre en los primeros lugares a nivel mundial de explotación sexual infantil y de adolescentes en el turismo.

Sostuvo que México se ha ubicado entre el sexto y noveno lugar en los últimos años con mayor captación de turismo extranjero, pero a la par, también existe otra realidad, especialmente en Cancún, porque de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es el segundo y cuarto lugar mundial de explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes en el turismo.

Si bien recordó que desde hace 30 años que se realizan esfuerzos para combatir la explotación sexual infantil en el turismo y los viajes, poco se ha podido hacer ante el aumento de la tecnología que es aprovechada por grandes mafias que operan estas actividades.

“Actualmente hay programas multitudinarios que involucran a muchos sectores y a capacitaciones, la creación e implementación de códigos de conducta y de una ética de responsabilidad personal, pero sin embargo, la demanda sexual de niños y jóvenes aún existe, alimentada por la pobreza y la exclusión social”, comentó.

Cruzada para borrar mala imagen de turismo sexual

En medio de todo un panorama complicado por graves delitos que han ido en aumento gracias a la corrupción a impunidad para muchos de los implicados, la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, informó que en los últimos años más de 30 centros de hospedaje han asumido compromisos con diversas instituciones y autoridades para combatir este tipo de delitos.

Uno de los casos más reciente fue la firma del consorcio hotelero Atelier Hoteles que formalizó su compromiso con ECPAT México y se adhiere a The Code International, como medida contra la Explotación Sexual Comercial de las Niñas, Niños y Adolescentes en la Industria de los Viajes y Turismo (ESCNNA-VT).

En ese contexto, la dirigencia de los hoteleros insistió que quienes han firmado este tipo de acuerdos, lo que buscan es refrendar el compromiso con los derechos humanos y convertirse en parte proactiva del sistema de prevención contra la ESCNNA.

La alianza incluye entrenamientos regulares y continuos para el personal de todas las áreas para ayudar a la detección y prevención de este delito, así como la ejecución de una política ética, desarrollo de protocolos de actuación para el personal en cada una de sus propiedades, incluir una cláusula en los contratos con todos sus proveedores y clientes donde se señala el rechazo de ambas partes hacia la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes y proporcionar a los huéspedes materiales de difusión que generen conciencia sobre esta problemática, entre otros.

Cabe decir que ECPAT, End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children for Sexual Purposes, integran la red más grande a nivel mundial dedicada a combatir la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, tiene presencia en más de 98 países y su sede se encuentra en Bangkok (Tailandia).

Destinos turísticos, paraíso de pedófilos

La activista Paola Díaz Félix y autora del libro «La Cosificación de los Seres Humanos», explicó que México ocupa el deshonroso primer lugar en contenidos de pornografía infantil y de distribución y el segundo en abuso sexual después de Tailandia.

No obstante su libro escrito bajo el sello editorial Porrúa, aborda el problema de la trata de personas, la activista hace hincapié en el maltrato y abuso sexual infantil porque estas cifras “nos dan mucha claridad de cuál es el panorama en nuestro país porque el fenómeno ha tomado dimensiones que ahora va de la mano con el crimen organizado y goza de impunidad por la falta de visibilización de las autoridades”.

Recalca que hoy en día el narcotráfico ya se unió a la trata de personas y usan a menores de edad ya sea como sicarios, narcomenudistas, mulas, además de un largo etcétera.

«Este crimen que, aparte, ha tomado otras dimensiones ahora pues ya se fusiona con el crimen organizado, entonces un delito que no era tan escuchado, que no era tan identificado lo vemos como uno de los delitos que más está sucediendo en nuestro país y que aparte sigue transcurriendo de cierta forma en la impunidad… ¿Por qué? Porque falta justamente esa parte de visibilizar lo que está pasando, cómo están operando las mafias y cómo ya el narcotráfico se unió a la trata de personas y usan a menores de edad para la venta de drogas, para ser sicarios, el tema de la migración también entra dentro de lo que es la trata de personas», expuso la activista.

En este punto, reprochó que algunos destinos de nuestro país como Cancún, Los Cabos, Puerto Vallarta, se hayan convertido en el paraíso de pedófilos.

«Aparte de no hablar de todas las redes que existen de pornografía donde sabemos que en México han estado involucrados inclusive empresarios y gobernadores, ya no hablemos de otros niveles de gobierno donde seguramente también existe ese tipo de complicidad y de maldad humana», acusó Paola Félix Díaz.

Quintana Roo, refugio y centro de operación de pederastas

Sin duda el caso de Jean Succar Kuri, el empresario de origen libanés actualmente preso en el Centro de Reinserción Social (Cereso) por abusos de menores y pornografía infantil en el 2004 y que mediante una serie de amparos ha buscado la reducción de su condena que inicialmente le fue dictada por 112 años de prisión, es uno de los claros ejemplos de la corrupción e impunidad que rodean este tipo de delitos.

Lo anterior, porque a lo largo de los años han salido a reducir nombres de decenas de funcionarios y políticos ligados a dicho sujeto, pero que hoy siguen gozando de libertad.

De hecho, a casi 20 años de su detención y con una sentencia a cuestas, el caso de Succar Kuri todavía no está del todo claro, pues su defensa aún pelea en tribunales por su libertad.

La periodista Lydia Cacho, autora del libro “Los Demonios del Edén”, en donde acusa a políticos y empresarios cómplices de dicho pederasta, entre ellos a Kamel Nacif y Mario Marín, exgobernador de Puebla, actualmente preso acusado por la tortura que fue víctima la también activista por hacer la denuncia en su libro, señala que la red de pederastia en México aún está activa.

Otro caso es el asunto del alemán Harry Walter Pfeil, prófugo de la justicia de su país y quien durante muchos años vivió en la isla de Holbox en donde tejió una red de pornografía y abuso infantil ligado en todo momento a Succar Kuri, pero al ser descubierto mediante una denuncia pública, fue detenido por pederastia, violación y fraude, y trasladado a la cárcel de Cancún, pero ahí a las pocas semanas se escapó al momento de ser trasladado a un hospital, luego de que fingió problemas de hipertensión.

En aquella ocasión, Harry Walter Pfeil pagó cuatro millones de pesos a cinco custodios a fin de que lo ayudaran a escapar y se mudó al Estado de México y alternó su estadía en el estado de Tlaxcala con el nombre falso de Werner Manfred Schienbein, hasta que en el 2013 fue detenido nuevamente.

Desaparición de menores prende las alarmas

En menos de 15 días suman cuatro niñas desaparecidas en Cancún y hasta la fecha, las autoridades no tienen explicación alguna; por esa razón, familiares y miembros de diversos colectivos como Verdad, Memoria y Justicia, marcharon el pasado 28 de julio en protesta por los nulos resultados para resolver sus casos por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Entre las menores desaparecidas están Naomi Guadalupe Moo Pech, de 15 años y Fernanda Cayetana Canul de 12 años, desaparecida en la zona continental de Isla Mujeres la semana pasada.