MOSCÚ.- La inmunidad de los expresidentes rusos ante acusaciones criminales podría extenderse a cualquier ilegalidad cometida durante su vida, no sólo mientras estaban en el cargo, según un proyecto de ley presentado ante el Parlamento. El proyecto es uno de los muchos introducidos tras las reformas constitucionales que, entre otros asuntos, permiten que el presidente Vladimir Putin se presente de nuevo cuando concluya su mandato en 2024. La iniciativa está siendo analizada en detalle en busca de pistas sobre qué pretende hacer Putin, que domina la política rusa desde hace más de dos décadas, en 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí