Así nos vemos – Muy cerca del final…

Edgar Prz

El próximo 1 de junio se cierran las campañas electorales y se cierran ciclos que albergaron durante varios años esperanzas, ilusiones, planes, estrategias y un sinfín de recursos que se emplearon para mantenerse vigentes y en el ánimo de las dirigencias de los partidos. Muchos fueron sorprendidos por su nominación, otros la buscaron, la tuvieron, era suya y la dejaron ir.

Así es esto dentro de la farándula política, la fauna siempre se come a varios y deja a otros sin tocarles ningún pelo, así es la vida y más la vida política que por intereses no respeta apellidos, menos el árbol genealógico. Vemos muchos hermanos y parientes participando, eso demerita el trabajo político ya que esto no es de familias, es de pueblo, es de atención y los favoritismos han causado mucho daño…

La hermana del líder del PRD es una de ellas, la mamá de Mayuli Martínez y su pareja son otros, los hermanos Mora no se quedan atrás, Reyna Durán se quiere reelegir y parece que reprobará en su intento. Los del partido en el poder dicen presente, recordemos que estaban inscritos Gamero y su pareja, el lindo cuñado de Juanita Alonso, esos son algunos ejemplos de que todos los partidos queman leña…

Varias aspirantes a la diputación están más vistas que Salma Hayek: Susana Hurtado, Mildred Avila, Marybel Villegas y otras, así como Julián Ricalde, que en honor a la verdad han dado todo lo mejor de sí y ahora buscan otra oportunidad cuando deberían hacerse a un lado y permitir que nuevos aires refresquen el Congreso.

Para algunas es su segunda o tercera participación; no han entendido que el electorado ya está cansado de ver siempre a los mismos, de las mismas promesas y al final él nunca mejora, nunca prospera, sigue igual o peor, mientras sus representantes populares ya cambiaron su nivel de vida, cambiaron de domicilio y ya se codean con puro pan grande…

Por eso se sigue cavando la tumba política de varios partidos y personajes, por su insistencia en salir en la boleta electoral, por la facilidad en que cambian de uniforme y de piel, cambian de amos como si fueran blusas o camisas, solo velan por sus muy particulares intereses y no les interesa la colectividad, aunque en épocas de campaña se disfracen de buenos samaritanos. De qué les sirve acudir a misa los domingos si el resto de la semana se dedican a propagar el mal, a hacer cosas turbias y sucias, esa es una breve radiografía de nuestros actores y actrices políticas… Mientras más sucio esté el currículum hay más posibilidades de regresar al estrellato.

Hay municipios donde nunca  se dio la conexión entre los candidatos y el pueblo, estos días de campaña solo se notaba ruido cuando venía alguien en pos de la gubernatura y los aspirantes a diputados se convertían en damas y chambelanes, no tenían iniciativa propia, nunca organizaron foros para saber qué piensa la gente en varios temas, nunca hubo consultas a especialistas en temas torales como la seguridad, el desempleo, educación, desarrollo económico, cultura, no; se dedicaron a caminar con pocos resultados, a colgarse medallas que no son de ellos, a referirse a asuntos ya resueltos.

Tuvieron miedo a pensar, a ser congruentes con la realidad y únicamente acertaron a decir que cuentan con las ganas y la voluntad de representar al pueblo ya que ellos sí son decentes y honorables. Quedaron mucho a deber, desperdiciaron su tiempo y se notó un divorcio entre varios candidatos y el pueblo. Ahora es tiempo de debates y la verdad han estado muy pobres y dentro de esa limitante todos se dicen ganadores, olvidan que el debate no da el triunfo, únicamente ayuda.

Al final hay que recordar que la cita y la decisión se dará el 5 de junio y entonces saldrán los ganadores, no lo cree usted?

Mejor seguiré caminando y cantando “¿Sabes lo que dicen por ahí? Pobre ruiseñor, dónde ha caído. Dicen que estoy ciego por tu amor y que tú juegas conmigo. No te pido cuentas, corazón, no quiero saber quién es tu dueño. Me basta con un poco de tu amor…”