Así nos vemos – La importancia de la foto…

Edgar Prz

Estos últimos días en que la actividad política entró en un relax, un remanso de paz, una cierta calma, nos han permitido visualizar a través de las redes sociales de los candidatos, a qué están dedicando su tiempo, que hacen y que planean..

Ya vimos que el doctor Pech cocinó un puchero, también que se sienta a filosofar y contar cililes contemplando la quietud y tranquilidad de la laguna de Xul-ha; Leslie esta en foros de capacitación preparándose, sin ningún tipo de presión, se ve suelta, con cierto desenfado; Nivardo anda recorriendo los municipios y lo mismo está en Puerto Arturo visitando las milpas con cultivos de sandía, que recordando algunas efemérides.

Mara se ha dejado ver por recomendaciones de sus estrategas de campaña, por sus asesores de imagen, en localidades del sur del estado, en Pedro A. Santos comiendo piña, miel o en Petcacab visitando algunos apiarios. Me referiré a esta última fotografía, la tratan de ofertar como  una persona normal interesada en las actividades productivas del estado, cierto, desconoce mucho ya que su actividad pública siempre ha estado concentrada al turismo. Vestida  de manera informal con pantalón de mezclilla, botas negras y blusa bordada para que se vea que anda en la zona maya, de cuclillas en un suelo árido, seco y al fondo unas vetustas cajas de apiarios, y le ponen la leyenda “estuvimos en Petcacab,  Felipe Carrillo Puerto, una comunidad maravillosa donde manos productoras fabrican apiarios en los que las abejas producen miel, el oro líquido de México”.

Una mala fotografía que no dice nada, no tiene profundidad, no tiene lectura, desperdiciaron esa visita para reconocer el esfuerzo del ejido de Petcacab, que ha obtenido al igual que Nohbec premios nacionales por su conservación y las labores de reforestación que son tareas obligatorias.

No demuestra contacto humano, ni ningún tipo de sentimiento de amor, afecto en absoluto y sí soledad en la foto, da la impresión que es una turista que se bajó de su auto y se retrató. Es bueno que recorran comunidades en donde nunca han estado y quizás por lo breve de la campaña no las visitarán.

Hay serias dudas e interpretaciones sobre las restricciones de la veda electoral, qué se debe cuidar, qué se debe publicar y qué no, falta que el árbitro electoral elabore un listado riguroso que contemple lo que está permitido y lo que no, ya que hasta ahora todo es vago y los asesores lo interpretan a su manera y beneficio.

Este tipo de fotografías no abona a la buena imagen que ha mantenido Mara, esto demuestra que es necesario consumir talento local, no siempre las lumbreras traídas ex profeso tienen la razón. Las condiciones de organizar temas en gabinete no permiten visualizar la particularidad de las comunidades y de sus variadas actividades.

Laura Fernández está aprovechando sus relaciones y se dejó ver con Adán Augusto, el secretario de Gobernación, eso nos dice que no hay exclusividad ni trato preferente por parte del Gobierno Federal, es una excelente señal de que estarán pendientes del proceso electoral. Lució cómoda, tranquila, buena charla y una foto con muchas lecturas. Está aprovechando su tiempo para intercalar actividades, siempre con la mira de apuntalar su campaña.

Mara en los últimos días ha demostrado cierta preocupación, nervios y  ello obedece que las encuestas siempre la favorezcan, aquí el riesgo es mayor para ella ya que debe mantenerse o crecer pero no retroceder y eso es una presión fuerte. Los demás contendientes no registran esta presión y van libres intentando crecer, el puntero no siempre llega a la meta en esa posición, puede cansarse, desinflarse o fallarle la estrategia; las encuestas son solo fotografías instantáneas y reflejan determinado momento y su vigencia es efímera. En varias elecciones los pronósticos han fallado, por ello no descartemos a nadie y permitamos que hagan su mejor esfuerzo,  para combatir el fantasma del abstencionismo, ¿no lo cree usted?

Mejor seguir caminando y cantando “cada vez que te busco, te vas. Y cada vez que te llamo no estás, es por eso que debo decir, que tú sólo en mis fotos estás…”