Así nos vemos – El sargazo y tú…

Edgar Prz

En los últimos meses se ha recrudecido un problema anual, al que aparentan enfrentar, desarrollan planes, proyectos y acciones para detener su avance. Cuántas personalidades han opinado sobre este tema, cuántas lumbreras afirman tener la solución para ganar adeptos y nadie ha podido cuando menos frenar su arribo, me refiero al sargazo.

El gobierno federal al principio dijo tener la solución con barcos sargaceros, tendieron líneas desde los arrecifes para evitar que llegue, se apoyaron en aviones para detectar posibles vías de arribo y cantidad en toneladas, nada ha servido: el orgullo de Quintana Roo de tener las playas más hermosas, limpias y transparentes del país, hoy es solo recuerdo.

Están saturadas, repletas, inaccesibles y además con un olor putrefacto, que no permite el disfrute de los arenales, a diario se recogen toneladas pero no se dan abasto, llega más de lo que se recoge, de lo que se puede levantar. El personal de Zofemat valiente se enfrenta todos los días con un escaso equipo de recolección, sin la protección adecuada, corriendo riesgos de contraer enfermedades de la piel por el contacto con la pudrición del alga…

Durante estos más de 50 días de campaña, ningún candidato se refirió a este tema, nadie, ni los aspirantes a legisladores fueron capaces de organizar jornadas con sus militantes para la recolección del sargazo, nadie se dio cuenta de la existencia de ese enorme problema que ha trastornado la economía de varias sitios turísticos: Mahahual, Xkalak, Punta Herrero, Tulum, Akumal, Puerto Aventuras, Playa del Carmen, Puerto Morelos y parte de Cancún..

El cambio climático ha modificado varios estándares ya establecidos, se han cambiado las conductas de vida con afectaciones no solo para la fauna marina sino también para los destinos y toda la mano de obra que trabaja en esos lugares…

Este es un problema toral, con aumento creciente, con pérdidas millonarias, con un desprestigio turístico que está favoreciendo a otros destinos. ¿De qué sirve acudir con bombo y platillo con la caravana de prestadores turísticos al Pabellón del Caribe Mexicano en el Tianguis Turístico de Acapulco? Hace algunas semanas hicieron lo propio en España…

Se van a ofertar paquetes y a contactar agencias de viajes para vender sol y playa, se apoyan en videos y toda la tecnología posible, pero no son capaces de organizarse en un gran frente para atacar este problema. Hoteleros, los tres niveles de gobierno, sindicatos que solo sirven para recibir cuotas pero se niegan a aportar algo para mejorar las condiciones laborales de sus afiliados.

Ya no digamos de los partidos políticos, no; a ellos no les gustan los problemas, menos su atención, prefieren vivir en sus zonas de confort, vegetar y no preocuparse por esos pequeños detalles…

Todos están inmersos en las campañas políticas, mientras las playas están saturadas de esta alga marina, no es prioridad para ellos, están distraídos en cómo gastar dinero, no en cómo generarlo y este problema se está comiendo a la gallina de los huevos de oro. Y eso que no desmenuzamos cuál es el destino final de esta alga, ya que su pudrición con sus líquidos afectan el manto freático donde son enterradas.

Ojalá reaccionen y volteen la mirada, Quintana Roo bien lo vale, ¿no lo cree usted?..

Mejor seguiré caminando y cantando: “Oye, abre tus ojos ojos, mira hacia arriba, disfruta las cosas bellas que tiene la vida. Una playa, un cumpleaños, un buen recuerdo de antaño, un olor a hierbabuena, una conversación amena, un romance que ha nacido, que te roba los sentidos, la, la, la, lalaralá…”