Así nos vemos / Así van los aspirantes…

0
59

Edgar Prz

Estuvo cargadita la semana, el sabucán político comenzó a llenarse de declaraciones, aspavientos, amenazas, destellos, estancamientos, prudencia, cautela y también  una parte de desesperación.

Los Partidos Políticos ya han puesto sus cartas sobre la mesa, ya tienen nombre y rostro quienes los abanderaran, ya pululan en sus oficinas las hordas de oledores y la escasa militancia que aun piensan que ahora sí les harán justicia.

Irrumpió en la escena política, después de estar en receso el Senador Pechito quien alzó la voz para quejarse de los que ya se dan por ganadores y se niegan a bajar la vista, a escuchar otras voces y ver que en esos segmentos también hay gente que merece ser reconocida.

Lo que Pechito quiso decir es que no se olviden de él, cuenta con su Cártel del Sur y no es Teresa Mendoza, tiene sus estructuras aunque muchos lo han abandonado y él no se ha enterado. Suplica que no dejen de construir por la unidad del Partido, Morena merece un mejor destino y casi, casi pide que hagan juntos una oración para que se cumpla su deseo. Muy pronto sus escasos seguidores desaparecerán cuando se enteren quienes son sus propuestas en su exigencia de posiciones. Pretende hacer valer la frase “ la familia es primero», como dijo Vicente Guerrero.

Se ha replegado, sus cartas credenciales las ha guardado, en las paredes de su oficina ya bajó  sus diplomas, reconocimientos, títulos, fotos y todo lo que tenía en su sala de exposición. Le está entrando la crisis de la desesperación al ver que nadie lo ve y lo escucha. Es más, hasta San Dimas el Santo que devuelve lo perdido ha desaparecido de su escena.

También arremetió con fuerza el desbocado de Palazuelos, se filtraron videos con declaraciones fuertes, arengó contra el Gobernador y lo culpó de todos los males, parecía que leía la partitura de Marybel Villegas. Eso le ha dado resultado, vociferar, le encanta el espectáculo y generar controversia.  Endiosado andaba en la zona maya cuando  le cayó el palo de la autoridad electoral  y a bajar espectaculares, mensajes en redes sociales, cartulinas de las albarradas y lonitas colgadas en las sogas de lavado…

Hasta ahora lo que ha aportado es kilos y kilos de lengua y muy poco de sesos, ojalá le entre la cordura…

Nivardo Mena prefirió el trabajo de a pie, no hizo uso de los medios, estuvo visitando a sus huestes y tejiendo fino en operación hormiga para seguir carcomiendo redes, e invitando a sumarse a nuevos personajes que andan abandonados o tuvieron amargas experiencias en elecciones pasadas.. No está quieto ni anda de parranda como dice la canción, sigue caminando y cuidando sus formas, fiel a su estilo.

Laura Fernández en el transcurso de un mes ya consiguió tener presencia estatal, recorrió todo el estado y se dejó ver, apapachar, llevo su mensaje de invitación a reagruparse, a trabajar juntos para alcanzar el Quintana Roo que queremos y merecemos.

Se volvió una alternativa real, las encuestas la ubican en la segunda posición y se vaticina un cierre cardíaco entre ella y la abanderada de Morena. Es una grata sorpresa…

Mara por la naturaleza de su encargo está bastante entretenida resolviendo los asuntos de Cancún, tiene asignada la tarea de seguir en busca de la confianza ciudadana a sus huestes en los municipios. Lo cierto es que no es lo mismo que el hijo del vecino los visite y los invite a participar, por eso su crecimiento es más modesto, lento, se mantiene en la preferencia no tanto por ello sino por lo que representan Morena y López Obrador.

Está sintiendo los embates externos y los más pesados son del “fuego amigo», hay celo, envidia, golpeteo, exhiben las deficiencias, las debilidades y le dan filetes a la oposición para que la ataquen más adelante. Hay un notorio resquebrajamiento y es de reconocer que sus adversarios políticos se le han acercado bastante.

Pero ante todo falta que le digan a la gente de qué están hechos y cuáles son sus ofertas para ser respaldadas. Febrero es el mes fatídico ya que pronto serán los registros ante el Ieqroo y entonces las calles serán suyas…

Mejor seguiré caminando y cantando “los caminos de la vida no son como yo pensaba, como los imaginaba, no son como yo creía. Los caminos de la vida son muy difíciles de andarlos, difícil de caminarlos y no encuentro la salida…”