ASÍ ES LA VIDA DE CAPRICHOSA….

0
4

Así nos Vemos

Edgar  Prz

Estamos a escasos días del fin de las campañas políticas, se acabará el jolgorio, el fandango, la fiesta y el empleo temporal de muchas prófugas y oledores que eran los que le metían color y ritmo a los eventos, caminatas y mítines que ahora los disfrazan con el término “encuentros”, viene siendo lo mismo.

Nunca se cuidaron las formas, las medidas sanitarias no se respetaron, había hacinamientos, multitudes sin sana distancia, varios sin cubrebocas y algunas hasta a sus niños llevaban para que se distraigan y en los intermedios  jueguen con sus amiguitos; de verás que las prófugas son una maravilla, una bendición de dios, como dice Manuel Montes de Oca, sin ellas las campañas no trascenderían…

Lucy lleva a los eventos a su mamá, sus tres hijos y sus comadres, es su cuadrilla de banderilleras, acuden con la ilusión de su mejoría económica, con la motivación de recibir su pago por activismo y su intención de engancharse aunque sea de afanadoras en el Ayuntamiento. No saben de ideologías ni de corrientes políticas, ellas van a gritar, a  caminar, a cargar banderolas, van en pos de ser contabilizadas en la estadística del día, de hacerse familiar y de que el ojo de la candidata las fotografíe para la posterior petición.

Esto que parece ficticio es real, es la verdad de nuestra putrefacta política, la gente sin preparación es usada como carne de cañón y terminado el evento del día la citan para el día siguiente, la intención es que los eventos luzcan, se vean nutridos, demuestren punch, que hagan moloch para las fotos que circularán con información favorable a la candidata.

Hay también mucha violencia de género, maltrato, celos y discriminación, muchas son sujetas a propuestas indecorosas por parte de los mandos medios, algunas claudican en pos de cumplir sus sueños. El interior de las campañas es otro mundo sórdido  que se mueve con rapidez y con un poder inexistente ya que las promesas son: Cuando lleguemos al Ayuntamiento te jalare conmigo (?)… Apenas ganemos verás cómo cambiarán las cosas (?)… La candidata me prometió tal dirección y he pensado en ti para que colabores (?) Estos y un sinfín de argumentos son empleados, esta es otra campaña dentro de la misma campaña.

Así han sido siempre, solo que últimamente por el creciente número de gente, son mayores los rasgos que las conforman. A veces con la complacencia de las candidatas o de sus cónyuges, es como se va armando este crucigrama de trabajo, amor, ilusión y desilusión, sentimientos  encontrados que finalizan al término de las campañas. Esperanzas efímeras con una vida activa de poco más de un mes, así es la vida…

Los resultados del valemadrismo, la indiferencia, el nulo respeto a las restricciones sanitarias de la Pandemia han sido distintivos que marcaron las campañas. Por su culpa hoy el estado está postrado ante la creciente tercera ola de contagios, lo cual nos coloca en semáforo naranja tirando más al rojo que al amarillo. Se permitieron grandes libertades y se volvieron libertinaje, se les brindó confianza y abusaron. Las autoridades fueron bastante generosas y nunca actuaron, solo declaraciones mediáticas, por ello, por esa timoratez, los candidatos  siguieron  sus conveniencias y no salieron de sus rutas de confort…

Las elecciones estarán marcadas por la Pandemia y por el gandalismo de los candidatos ya pronto se correrá el velo, ¿no lo cree usted así?

Mejor seguiré caminando y cantando “así es la vida de caprichosa, a veces negra, a veces de color rosa, así es la vida, jacarandosa, te quita, te pone, te sube, te baja y a veces te lo da…”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí