Arrecia polémica por “pin parental”

Presenta Morena en San Lázaro acuerdo para exhortar al Congreso de Quintana Roo a desechar iniciativa panista; se manifiestan feministas en Chetumal: viola derechos humanos de niñas, niños y adolescentes, afirman

REDACCIÓN

CHETUMAL.- La intención del Partido Acción Nacional (PAN) de incorporar el llamado “pin parental” en la nueva Ley de Educación de Quintana Roo escaló a la Cámara de Diputados, en donde fue presentado un punto de acuerdo para exhortar al Congreso del Estado a desistirse de aprobarlo dentro del marco legal estatal.

El denominado “pin parental” es una práctica surgida en España, la cual otorga a los padres o tutores el poder de decidir la instrucción que reciben menores de edad en materias como educación sexual o diversidad, de manera que puedan censurar el contenido planteado en los programas educativos oficiales y proponer materiales alternativos que consideren apegados a la educación que pretendan dar a sus hijos.

El punto de acuerdo fue presentado por la diputada de Morena Mildred Ávila Vera, quien afirmó que el “pin parental” condiciona el ejercicio del derecho a la información sobre sexualidad, salud sexual y reproductiva, a la autorización previa y expresa de sus madres, padres y personas que ejercen la tutela para que puedan recibir esos contenidos en las escuelas, lo cual violenta “de manera dolosa” los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes.

El pasado 27 de julio, el diputado Eduardo Martínez Arcila presentó una iniciativa que reforma la Ley Estatal de Educación que, entre su articulado, establece que “la autoridad educativa estatal dará a conocer de manera previa a su impartición, los programas, cursos, talleres y actividades análogas en rubros de moralidad, sexualidad y valores a los padres de familia a fin de que determinen su consentimiento con la asistencia de los educandos a los mismos, de conformidad con sus convicciones”, esto es, el “pin parental”.

En tanto, en Chetumal, integrantes del colectivo de la Red de Feministas Quintanarroenses se manifestaron a las afueras del edificio de la representación del Congreso del Estado para exigir que no se apruebe la iniciativa del diputado Martínez Arcila.

Destacaron que “los principales agresores son tutores y familiares”, por lo que “negar la educación de la sexualidad a niños, niñas y adolescentes, es negarle una herramienta de prevención y promover la impunidad de sus agresores” y advirtieron que emprenderán diversas acciones hasta que la iniciativa sea rechazada. (Con información de Estamos Aquí y Noticaribe Peninsular)

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario