Ante COVID, no bajar la guardia

Se han reportado 2 mil 119 nuevos casos durante la última semana, aunque sin defunciones; llama gobernador a mantener uso de cubrebocas en espacios cerrados

REDACCIÓN

CANCÚN.- Entre el 13 y el 20 de junio se han reportado dos mil 119 nuevos casos de COVID-19 en Quintana Roo, de acuerdo con datos de los Servicios Estatales de Salud; sin embargo, el gobernador Carlos Joaquín subrayó que las cifras no son indicativas de una quinta ola de contagios, dadas las actuales condiciones en la entidad, sobre todo en lo que respecta a la ocupación hospitalaria, que es de apenas el dos por ciento.

Conforme al reporte técnico diario, al mediodía del lunes 20 se contabilizaban 96 mil 250 casos positivos de COVID desde marzo de 2020, 173 más desde el reporte del domingo previo. El pasado 13 de junio la cifra total era de 94 mil 131. Cabe señalar que el número de defunciones no se ha elevado en ese lapso, manteniéndose en cuatro mil 380 en todo el estado. Dos mil 879 personas se encuentran en aislamiento social y 31 están hospitalizadas, en tanto que hay 165 casos en estudio.

En Chetumal, el gobernador Carlos Joaquín reconoció que es considerable ya el aumento de casos, por lo que hizo la recomendación a la ciudadanía a no bajar la guardia y mantener las medidas sanitarias preventivas, particularmente el uso de cubrebocas en espacios cerrados, en el transporte público y las oficinas gubernamentales, además de que en las escuelas su uso sigue siendo obligatorio.

Mencionó que de llegar a aumentar el número de hospitalizados podría considerarse retomar el uso obligatorio del cubrebocas e incluso adelantar el retiro del presente ciclo escolar, aunque ello dependerá de las autoridades educativas del país. Mientras esto no suceda, aseguró que el semáforo epidemiológico estatal se mantendrá en verde y subrayó que el incremento de casos no ha afectado el proceso de recuperación económica del estado.

Recordó que en los próximos días iniciará la campaña de vacunación para niños de entre cinco y 11 años de edad y la aplicación de dosis de refuerzo para otros grupos de edad, lo que contribuirá a mantener la situación controlada.