AMLO celebrá “éxito” de consulta pese a cifras

Es la mitad de los votos de 2018, pero con la tercera parte de las casillas, dice; acusa boicot del INE y anuncia reforma para reducir porcentaje de votación necesario en revocación

MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la Consulta de Revocación de Mandato para el jefe del Ejecutivo federal fue un éxito, a pesar de que hubo apenas un 17% de participación de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral.

Este lunes, el mandatario presentó los resultados de la consulta, en la que apenas participaron 16 millones 292 mil 522 ciudadanos, lo que equivale apenas al 17.6% del padrón. De este número de votos, 15 millones 60 mil ciudadanos decidieron que siga en su cargo el presidente; mientras que, para que se revocara el mandato apenas sufragaron un millón 56 mil ciudadanos.

López Obrador comparó estos resultados con los de las elecciones de 2006, mientras dijo que obtuvo más votos que en esa ocasión que se enfrentó al presidente Felipe Calderón y acusó que en este 2022 no se instalaron todas las casillas.

“Lo digo porque nuestros adversarios dicen que es la mitad de los votos (…) sí, pero con la tercera parte de las casillas”, y acusó que hubo un “boicot” del INE.

También anunció que en la reforma política que presentará ante el Congreso propondrá que se reduzca del 40 % al 30 % o 20% el nivel de participación de la nómina de electores que se necesita para que los resultados de la consulta de revocación del mandato sean vinculantes, es decir, obligatorios.

«Si no es posible, pues quedaría también a la voluntad del presidente, sea hombre o mujer. Yo dije que no importaba si no votaba el 40 % de los ciudadanos, que si perdía me iba porque si se pierde una elección, ¿cómo se gobierna? es muy difícil», señaló.

Por eso, insistió, la revocación de mandato y la democracia participativa son lo más cercano al ideal democrático. «Esto obliga a quien esté en la presidencia a actuar con rectitud, con honestidad, a no darle la espalda al pueblo, a no robar, a no ver el presupuesto como un botín, porque la gente no se lo permitiría. A los tres años, para fuera», explicó. (El Sol de México)