Admite Norcorea “desastre nacional” por el COVID

Suman ya 50 muertos;  Kim Jong-un «criticó duramente» a los funcionarios a cargo de la  distribución de fármacos

AGENCIAS

SEÚL.- Corea del Norte reportó el lunes ocho nuevas muertes aparentemente ligadas al COVID-19, por lo que suma ya 50 fallecidos desde que confirmó el primer positivo el pasado jueves, y el líder Kim Jong-un pidió mejorar la distribución de medicinas ante la avalancha de casos.

El país, que no ha administrado ni una sola vacuna, detectó el domingo unos 392.920 casos potenciales, informó la agencia KCNA, por lo que son ya más de 1.21 millones los posibles contagios detectados (apenas hay capacidad para testar) desde que la variante ómicron comenzó a propagarse, al parecer, a finales de abril.

De esos 1.21 millones, más de 648,000 se han recuperado y algo menos de 565,000 están bajo tratamiento, detalló KCNA.

Kim mencionó que la orden de emergencia para liberar y suministrar las reservas estatales de medicinas a las farmacias de manera ininterrumpida aún no se está implementando, «criticó duramente» a los funcionarios a cargo de la operación y cargó contra la fiscalía por no «ejercer la supervisión legal» del mencionado proceso.

El país, que ordenó la semana pasada confinar «cada ciudad y condado», rechazó en 2021 la donación de casi cinco millones de vacunas y no tiene aún un plan nacional de inoculación.

En Corea del Sur, el nuevo presidente, Yoon Suk-yeol, insistió este lunes en que «si las autoridades de Corea del Norte aceptan, no escatimaremos ningún ayuda necesaria, como medicamentos, incluidas vacunas contra la covid, equipos médicos y personal sanitario».

Se desconoce si el régimen, que ha realizado un número récord de pruebas de misiles este año y estaría preparando un nuevo test nuclear, aceptaría ayuda del Sur en un momento en el que el diálogo intercoreano es prácticamente inexistente.