Acusan maras a Bukele de “romper pacto”

Líderes de la pandilla MS-13 afirmaron haber pactado con el gobierno de El Salvador pero que este incumplió, lo que desató masacre en marzo

AGENCIAS

SAN SALVADOR.- El grupo criminal Mara Salvatrucha (MS-13) reconoció que asesinó a 87 personas el pasado mes de marzo en respuesta a la “traición” del gobierno de El Salvador al romper el pacto que mantenían con el presidente Nayib Bukele, informó el diario local El Faro.

Tras entrevistar a voceros de la MS-13, El Faro reveló que el grupo de pandilleros consideró que el pacto fue violado al comenzar a detener a miembros, que en teoría deberían estar protegidos, por lo que reaccionaron con una masacre que costó la vida de 87 personas que no tenían relación con el grupo delictivo y que fue considerada la jornada más violenta desde que Bukele asumió el poder.

Uno de los líderes entrevistados, y que se encuentra fuera del país, acusó al gobierno de romper un acuerdo al realizar “cosas que no tenían que hacer”, de ahí la decisión de matar a civiles fuera del conflicto. “Incumplieron, hicieron capturas que no tenían que hacer, donde ellos dijeron ‘lleguen a tal lugar, vamos a dialogar’ y en lugar de dialogar, capturaron”.

El diario salvadoreño dio a conocer una serie de audios en la que presuntamente se escucha a un funcionario encargado del diálogo con la pandilla, confesar que mantendría los esfuerzos para que el acuerdo siguiera vigente y se evitara más violencia en el país.

Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social y uno de los negociadores con las pandillas en representación del Ejecutivo, culpó de lo sucedido al ministro de Seguridad y Justicia, Gustavo Villatoro, al que calificó de un “ministro loco”.