Clama venganza por  “acto de terrorismo antinuclear” en el complejo de Natanz, uno de los centros neurálgicos del programa atómico de la República Islámica

AGENCIAS

TEHERÁN.- Irán acusó el lunes a Israel de estar detrás del ataque de la víspera contra su planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, dejando entender que el mismo dañó las centrifugadoras encargadas de ese proceso, y prometió “venganza”.

“Con esta acción, el régimen sionista ha intentado por supuesto vengarse del pueblo iraní por la paciencia y la sabiduría que ha demostrado en lo concerniente el levantamiento de las sanciones” estadounidense, declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Said Khatibzadeh, en una conferencia de prensa en Teherán.

De este modo, Khatibzadeh acusó de manera indirecta a Israel de sabotear las discusiones en curso en Viena para intentar que Estados Unidos se reincorpore al acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní y levante las sanciones impuestas contra Teherán desde que se retiró de ese pacto en 2018.

La Organización Iraní de la Energía Atómica (OIEA) anunció el domingo que la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz sufrió el domingo un apagón como resultado de un acto de “terrorismo antinuclear”, que no dejó víctimas ni “contaminación”.

Es aún “demasiado pronto” para determinar los daños materiales provocados por el ataque, declaró este lunes Khatibzadeh: “Hay que inspeccionar cada centrifugadora para tener un balance de los daños”, afirmó.

El incidente se produjo un día después de que el complejo Chahid-Ahmadi-Rochan de Natanz pusiera en marcha nuevos conjuntos de centrifugadoras, pese a que estas estén prohibidas por el acuerdo sobre el programa nuclear iraní de 2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí