Sin la obstaculización de Trump, logran Biden y Putin prolongar el START, firmado en 2010, ya cercano a su vencimiento

AGENCIAS

MOSCÚ.— El parlamento ruso aprobó el miércoles con rapidez la extensión del último pacto que queda de control de armas nucleares antes de que expirase.

Las dos cámaras votaron por unanimidad a favor de ampliar el tratado Nuevo START durante cinco años. La votación se celebró al día siguiente de una llamada telefónica entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la que expresaron su satisfacción con el intercambio de notas diplomáticas sobre la extensión del pacto. Ambos acordaron completar los procedimientos necesarios en los próximos días, según el Kremlin.

La extensión del pacto no requiere aprobación del Congreso en Estados Unidos, pero los legisladores rusos deben ratificarlo y Putin tendrá que promulgarlo.

La decisión muestra que los dos países pueden alcanzar acuerdos en temas importantes pese a las tensiones bilaterales, señaló tras la votación la presidenta de la cámara alta, Valentina Matvienko.

El Nuevo START expira el 5 de febrero. Tras asumir el cargo la semana pasada, Biden propuso ampliarlo por cinco años, y el Kremlin aceptó la oferta con rapidez.

Rusia proponía desde hacía tiempo ampliar el pacto sin cambios ni condiciones, pero el gobierno de Trump esperó hasta el año pasado para iniciar las conversaciones y condicionó su extensión a una serie de demandas. Las conversaciones se estancaron, y meses de negociaciones no habían logrado estrechar las diferencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí