Expide gobernador acuerdos para prevenir el incremento de casos de COVID-19; uso obligatorio del cubrebocas y cancelación de eventos sociales y reuniones de más de 10 personas

REDACCIÓN

 

CHETUMAL.– Tres acuerdos, publicados en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, en los que se dictan medidas de seguridad sanitaria de inmediata ejecución, fueron expedidos por el gobernador Carlos Joaquín, ante el incremento de casos de contagio por COVID-19.

El primero establece la permanente y obligatoria observancia del Semáforo Estatal de Riesgo Epidemiológico, respetar los aforos permitidos de acuerdo a las distintas actividades, y cumplir con las medidas de prevención sanitaria que las autoridades emitan, así como de horarios y suspensiones para la venta y el consumo de bebidas alcohólicas.

En el segundo acuerdo se dispone el resguardo domiciliario corresponsable a toda persona mayor de 60 años de edad o con diagnósticos de hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardíaca o pulmonar, inmunodeprimidas o inmunodeficientes, en estado de embarazo o puerperio inmediato, independientemente de si su actividad laboral se considera esencial.

De igual forma, se contempla la restricción en el número de personas en vehículos particulares y del transporte público. En el caso de los automóviles de alquiler, se deben desplazar con un máximo de tres pasajeros, incluyendo al conductor, y los taxis colectivos podrán desplazarse con el 50% de la capacidad máxima de pasajeros.

Se establece el uso obligatorio del cubrebocas para todas las personas que se encuentren fuera de su casa y a bordo de los vehículos de transporte público de pasajeros.

Se cancelan los eventos sociales, las reuniones y las congregaciones de más de 10 personas, con motivo de fiestas decembrinas, los que deberán hacerse preferentemente al aire libre y con el uso del cubrebocas el mayor tiempo posible.

Se instruye la instalación de filtros sanitarios en las entradas y en las salidas de los municipios, así como en los puntos que se estimen necesarios.

Se dispone que la persona que interfiera o se oponga a la implementación de estas medidas sanitarias o que, en rebeldía, se niegue a cumplir las disposiciones, será sancionada en términos de la Ley de Salud del Estado de Quintana Roo.

En el tercer acuerdo se establece la suspensión de labores presenciales en las oficinas que ocupan las dependencias y entidades paraestatales de la administración pública, del 14 de diciembre de 2020 al 15 de enero de 2021, excepto aquellas cuyas actividades laborales estén relacionadas con la atención de trámites y servicios al público.

El gobernador exhortó a la población a fortalecer las reglas preventivas para aplicar los hábitos y cuidar la salud, principalmente en esta época decembrina en que se corre el riesgo de tener brotes de contagios y retroceder en la recuperación de la economía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí