¿A MÍ NO ME PUEDEN DONAR CASAS?: ANAYA

0
11

Propiedades señaladas por la Fiscalía pertenecen a su familia desde la década de los noventa, asegura; se presenta a audiencia virtual, pero la reprograman para octubre

AGENCIAS

MÉXICO.- El excandidato presidencial Ricardo Anaya sí se presentó de forma virtual a la audiencia a la que fue citado este jueves, para conocer los delitos de los que lo acusa la FGR.

Sin embargo, la audiencia fue pospuesta hasta el 4 de octubre ya que Anaya señaló al juez que no ha tenido acceso a la carpeta de investigación en su contra por parte de la FGR.

El panista había dicho desde el fin de semana que el gobierno de López Obrador tenía la intención de meterlo a la cárcel e incluso aseveró que se presentaría a la audiencia sólo si hacían lo propio los hermanos del presidente, captados en videos recibiendo dinero.

Por la mañana estuvo muy activo en Twitter, donde no había confirmado su asistencia a la audiencia en la que finalmente decidió participar.

Temprano, criticó las pruebas que la FGR tiene en la investigación en su contra. “Surgieron DOS pruebas CONTUNDENTES contra mí: dos casas donadas. Club Campestre 7C: Es de mi mamá ¡desde 1993! Club Campestre 404: Es de mi suegra ¡desde 1996!”, publicó en su cuenta de Twitter.

El panista ironizó con que no se investiguen donaciones como las hechas al presidente Andrés Manuel López Obrador. “A AMLO SÍ le pueden donar un rancho, y él puede donarlo a sus hijos”, escribió.

En su acusación, la Fiscalía asegura que Anaya recibió al menos 6.8 millones de pesos por parte de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) para votar a favor de la aprobación de la reforma energética impulsada en el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Al respecto, Milenio publicó este jueves que Carolina Martínez Franco, esposa de Anaya, compró una casa en el fraccionamiento Club Campestre en Querétaro un mes después de que se hizo entrega del supuesto soborno. (El Financiero)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí