La junta militar, más decidida que nunca a sofocar las protestas contra el golpe, pese a los llamados internacionales a moderar la represión

AGENCIAS

NAIPYIDÓ.- Las fuerzas de seguridad de Myanmar abrieron fuego contra manifestantes que protestaban contra el gobierno militar el miércoles y mataron a nueve personas, informaron testigos y medios de comunicación, un día después de que los países vecinos pidieran moderación y se ofrecieran a ayudar a Myanmar a resolver la crisis.

Las fuerzas de seguridad recurrieron al fuego real con poca advertencia en varios pueblos y ciudades, dijeron testigos. La junta militar se mostró más decidida que nunca a sofocar las protestas contra el golpe del 1 de febrero que derrocó al gobierno electo de la presidenta Aung San Suu Kyi.

Un adolescente murió en Myingyan, pero el mayor número de víctimas fue en Monywa, donde cinco personas perdieron la vida, cuatro hombres y una mujer, indicó Ko Thit Sar, editor de Monywa Gazette. “Hemos confirmado con familiares y médicos que han muerto cinco personas”, dijo. “Al menos 30 personas están heridas, algunas aún inconscientes”.

Dos personas murieron en la segunda ciudad más grande del país, Mandalay, según informes de los medios, y una persona falleció cuando la policía abrió fuego en Rangún, afirmó un testigo. Al menos 30 personas han muerto desde el golpe.

“El país es como la Plaza de Tiananmen en la mayoría de sus principales ciudades”, dijo en Twitter el arzobispo de Rangún, el cardenal Charles Maung Bo, aludiendo a las protestas masivas lideradas por estudiantes en Pekín en 1989.

Las fuerzas de seguridad también detuvieron a unos 300 manifestantes cuando disolvieron las protestas en Rangún, informó la agencia de noticias Myanmar Now. Un activista dijo que varios líderes de la protesta se encontraban entre los detenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí